1. Desarrollo de deficiencia cognitiva múltiple, manifestada por
    1. Alteración de memoria (aprender nueva información y evocar la ya aprendida), y
    2. Una o más de las siguientes alteraciones cognitivas:
      1. Afasia
      2. Apraxia
      3. Agnosia
      4. Alteración de funciones ejecutivas
  2. Las alteraciones previas representan un deterioro con respecto a las capacidades previas del paciente, y producen dificultades significativas en las funciones ocupacional y social.
  3. La evolución se caracteriza por instauración gradual y deterioro cognitivo continuo.
  4. Las alteraciones expresadas en A.1 y A.2 no se deben a lo siguiente:
    1. Otros trastornos del sistema nervioso central que puedan ocasionar deterioro progresivo de la memoria y de otras funciones cognitivas (por ej. enfermedad cerebrovascular, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Huntington, hematoma subdural, hidrocefalia de presión normal, tumor cerebral).
    2. Trastornos sistémicos que pueden ocasionar demencia (por ej. hipotiroidismo, deficiencia de vitamina B12, ácido fólico, niacina, hipercalcemia, neurosífilis, SIDA)
    3. Intoxicaciones
  5. Las alteraciones no ocurren únicamente durante un síndrome confusional agudo.
  6. El trastorno no es atribuible a una alteración psiquiátrica que pudiera justificar las manifestaciones, como por ejemplo una depresión mayor o una esquizofrenia.

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders. 4th edition. Washington DC, 1994.