Al médico de familia , quien, en caso de considerar posible el diagnóstico de demencia, remitirá al paciente al neurólogo para establecer el diagnóstico.