Salvo en el pequeño porcentaje de casos en que es debida a una alteración genética transmisible, no se conoce la causa de la enfermedad. Se cree actualmente que es una suma de factores genéticos (que harían que una persona mostrase una mayor susceptibilidad a padecerla, al igual que ocurre con prácticamente todas las enfermedades) y de factores ambientales. Aunque se ha especulado mucho con un gran número de dichos factores ambientales ,como el aluminio, no hay datos concluyentes respecto al papel aislado de ninguno de ellos.