No. Existen, no obstante, en la actualidad medicamentos que pueden ser de ayuda, mejorando determinados síntomas y/o enlenteciendo la velocidad de progresión de la enfermedad. También el uso de fármacos que actuen sobre las alteraciones del sueño, la depresión y la agitación de los pacientes es de enorme utilidad.